Los recortes de pan de sándwich, se han convertido en los más popular para el desayuno, almuerzo y cena en Maracaibo, ya que es lo más económico. Desde la madrugada, si es posible, los marabinos hacen su cola para adquirir este producto.

Un pan tiene un costo entre siete mil y ocho mil bolívares, lo que representa un gasto de 56 mil y 80 mil bolívares, si compran entre ocho y diez panes por comida, pero por 100 mil se puede adquirir medio saco de corteza de pan, lo suficiente para las tres comidas.

En el pasado, los recortes de pan eran regalados o lanzados a la basura en las panaderías. En la actualidad, llenan los estómagos de familias enteras a precios accesibles. Una joven madre dijo “A veces solo comemos los restos del pan, porque no tenemos dinero para comprar más cosas”, aseveró la mujer.

Con su salario mínimo de 248 mil bolívares es imposible garantizar el sustento de una familia, así paguen la mitad de la quincena y la cestatique, se ha vuelto imposible adquirir los productos por el alto costo de la vida.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *