Un estudio reveló que consumir vitamina D en exceso no resulta efectivo para prevenir infecciones respiratorias.

Consumir vitamina D en exceso para prevenir resfriados es un mito. Así lo revela un nuevo estudio publicado en el Journal of the American Medical Association, JAMA, pese a que anteriormente se creía que existía un vínculo entre los bajos niveles de esta vitamina en la sangre y un mayor índice de infecciones virales.

El estudio del St Michael’s Hospital de Toronto, Canadá, ahondó en los efectos de la Vitamina D en exceso para los niños, determinando que consumirla no impedía un resfriado.

Desde hace 30 años surgió la creencia de que la vitamina D contribuía a prevención de las infecciones del tracto respiratorio superior.

«Podríamos haber acabado con un mito. Nuestros hallazgos no apoyan el uso rutinario de altas dosis de suplementos de vitamina D para la prevención de las infecciones del tracto respiratorio superior del invierno en niños sanos», explicó el doctor Jonathan Maguire, autor principal de la investigación.

La investigación

Este trabajo se hizo con base en 350 niños sanos, quienes recibieron dosis estándar de 400 UI de vitamina D durante el invierno. Un segundo grupo, también de 350, recibió una dosis mucho más alta: 2.000 IU.

Los investigadores no encontraron diferencias significativas entre uno y otro grupo. En promedio, los que recibieron la dosis estándar tenían 1,91 resfriados por invierno, y los que recibieron una dosis más alta tenían 1,97.

Tampoco hallaron diferencias significativas en el tiempo transcurrido hasta la aparición del primer resfriado (3,95 meses para la dosis de 2.000 UI/día y 3,29 meses para la dosis de 400 UI/día).

 “Estos resultados confirman la inutilidad de suministrar altas dosis de vitamina D a los niños para prevenir infecciones virales en las vías respiratorias superiores”, concluyen los autores del estudio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *