En tan solo cuatro meses, al menos 150 venezolanos han sido deportados de Estados Unidos, esto pese a que el vicepresidente del país, Mike Pence, dijo durante su participación en la Cumbre de las Américas que «haría todo lo posible» por ayudar a los que «huyen de la tiranía».

Según reseñó El Nuevo Herald, “infortunadamente, muchos venezolanos aquí no tienen residencia permanente, no son ciudadanos estadounidenses, no tienen visa, pero tienen temor de regresar a Venezuela”, dijo Adriana Kostencki, defensora de la Asociación Venezolana-Americana de Abogados, en Miami.

En tan solo el mes de abril han detenido a nueve venezolanos. “Es luchar contra un Gobierno que no ha sido muy amistoso con la inmigración”, agregó Kostencki.

Cabe resaltar que luego de la reunión de la Cumbre de las Américas ante más de 30 representantes de distintos países, Pence prometió que el Gobierno de Donald Trump haría entrega de más de 16 millones de dólares a naciones donde se encuentran los venezolanos, con el fin de prestarles distintos tipos de ayuda.

“Estamos con el pueblo de Venezuela y seguiremos haciendo todo lo que está en nuestro poder para ofrecer apoyo a los que han huido de la tiranía”, dijo Pence al grupo.

«A pesar de prometer millones de dólares para ayudar a los venezolanos que huyen de su país y de exhortar a aliados en la región a hacer más sobre el hambre y la opresión que sufre el pueblo, el gobierno de Donald Trump ha estado deportando a las personas que vinieron a Estados Unidos ilegalmente o se quedaron después de vencer su visa por temor a regresar al país», publicó El Nuevo Herald.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *