La crisis económica en Venezuela ha afectado fuertemente a pequeñas y medianas empresas y comercios, que en gran parte no abrirán sus puertas nuevamente este 2018.

En Lara, el 25 % de las empresas que se fueron a vacaciones colectivas en noviembre de 2017, no volverán abrir debido a la crisis económica que azota al país y que se agrava con el pasar de los días.

Así lo informó el presidente de Fedecámaras en la región, Alberto Gámez al diario El Impulso. Gámez sostuvo que otro 17 % de estos negocios aún se encuentra evaluando si vuelven a abrir sus puertas o no.

En total, actualmente en Lara no han reanudado actividades casi la mitad de las empresas de la región. Normalmente después de la procesión de la Divina Pastora todos los sectores se ponían en marcha.

“No tenemos acceso a las divisas desde agosto del año pasado y las industrias no tienen la materia prima necesaria para producir. No queremos abrir porque ganamos más no abriendo. Los costos de reposición de mercancía son muy altos.

Mientras no se cambie el sistema económico del país seguiremos con esto. Y, para poder cambiar el sistema económico del país, lo digo con toda sinceridad, tiene que haber cambio de Gobierno”, manifestó Gámez.

A su juicio, el Gobierno nacional no cree en la empresa privada y está haciendo todo lo posible para hacerla desaparecer.

“Cómo es posible que ahora nos obliguen a vender a precio del 15 diciembre, cuando ellos, en pleno desabastecimiento fuerte, nos dijeron que trajéramos mercancía al dólar que consiguiéramos, el paralelo (…) La policía fiscal (Sundee) lo que hace es sancionar, bajar precios y quebrar negocios”, sostuvo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *