Culmina otro año difícil para la economía venezolana, especialmente para la gestión empresarial trastocada por la hiperinflación que, como un tsunami, se llevó por delante negocios, puestos de trabajo y sobre todo la capacidad de compra del venezolano.

Por todo esto, desde el Bloque de Integración Empresarial Suroriental, Biesur, hacen un llamado de aliento y esperanza a sus agremiados y a la colectividad para enfrentar otro año de extrema dificultad.

“Como institución y cómo ciudadanos, nuevamente exigimos a los gobiernos nacional, regional y municipales, y a las instituciones del Estado, aplicar las políticas y medidas adecuadas, eficientes, necesarias, que coloquen a Venezuela por encima de cualquier interés y en beneficio de todos, para superar esta crisis que nos destruye sin distingo de sectores a los que pertenezcamos”, manifestó Senén Torrealba Carrillo al realizar un balance de 2018.

Mayor exigencia

La caída por cuarto año consecutivo del PIB (-20% en 2018), ha provocado la pérdida, prácticamente, de la mitad del tamaño de la actividad económica, con las lamentables consecuencias de empresas cerradas, y las que permanecen abiertas están con un nivel de producción muy por debajo de su capacidad instalada, además de la pérdida de empleos, y el aumento en los índices de desabastecimiento de bienes y servicios.

“El sector empresarial ha surfeado la crisis durante este año, arriesgando capitales y esfuerzos de toda una vida. Aún así, seguimos apostando a Venezuela y a su recuperación, pero también exigimos a todos, fundamentalmente al sector público, que hagamos lo mismo y abandonen la arremetida en contra de los empresarios privados, quienes tenemos la mejor disposición de trabajar por el bienestar, progreso y recuperación del país”.

Torrealba sostuvo que estas acciones deben dirigirse hacia a aquellos gremios empresariales que realizan actividades políticas.

“Debemos prepararnos para resistir y sobrevivir a otro año de hiperinflación, y lo haremos a través de un plan de actividades fundamentalmente orientado a proteger y asesorar a nuestros agremiados frente a esta compleja situación, cumpliendo así con nuestra función en la sociedad, que es generar y preservar empleos, forjar riqueza a través de la producción de bienes y servicios, y pagar impuestos que sean utilizados por el Estado como recursos fiscales sanos para atender las necesidades de los venezolanos”.

En Biesur también se desarrollarán actividades integradoras, de solidaridad y acompañamiento a los sectores más vulnerables de la sociedad, que son impactados con mayor fuerza por esta crisis.

“Con trabajo, acompañaremos el objetivo supremo de la recuperación económica de nuestro país”, sentenció el dirigente empresarial. (ComBiesur)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *