En San Cristobal, estado Táchira las colas de gasolina se han incrementado al punto de ocupar hasta cuatro cuadras.  Sin embargo no se han presentado revendedores, ni los usuarios duermen en las estaciones como en otras oportunidades. 

Este martes también se realizó el censo para verificar el uso del Chip TAG, que fue implementado en octubre de 2010 y que permite comprar combustible a precio regulado, informó la periodista Eleonora Delgado.

Cada gasolinera de la zona calcula cuantos vehículos puede surtir para evitar que los usuarios pasen la noche en las bombas.

En diciembre de 2017 en la entidad revendían las pimpinas (envase de 20 litros) de gasolina a 700.000 bolívares: el litro llegó a costar 35.000 bolívares, mientras que el litro del combustible en una estación de servicio cuesta 6 bolívares.

Es justo compartir...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *