Agentes federales se apersonaron en la sede de la Embajada de Venezuela en Washington para entregar orden de desalojo a los ocupantes chavistas que tomaron el recinto hace ya varias semanas.

En horas de la noche de este lunes autoridades federales de Estados unidos se presentaron en la Embajada de Venezuela en Washington con una orden de desalojo, en la cual se exigía a los individuos que tomaron ilegalmente la sede diplomática en pasados días, el abandono de la misma de forma inmediata, y en caso de no acatar la resolución podrían ser encarcelados.

«Cualquier persona que rechace cumplir con estas solicitudes y órdenes de salir de la propiedad estarán traspasando en violación de las leyes federales y del Distrito de Columbia, y serán arrestadas e imputadas criminalmente», indicaba la orden.

Asimismo los agentes notificaron a los invasores, que el Gobierno de los Estados Unidos, “no reconoce” al régimen de Nicolás Maduro y por lo tanto a ninguno de sus funcionarios o representantes.

«EEUU no reconoce autoridad al anterior régimen de Maduro, o a ninguno de sus ex representantes, para permitir a individuos la entrada legal, la permanencia en la propiedad o la toma de ninguna otra acción en la propiedad».

Según reseña Infobae, algunas de las personas que se encontraban dentro de la Embajada venezolana tomaron la decisión de salir, pero cuatro de ellos aún permanecen dentro alegando que la orden es ilegal.

Por su parte Carlos Vecchio, el enviado de Guaidó en Washington, difundía por sus redes sociales, la situación que se estaba viviendo ante el edificio diplomático, e indicaba las acciones que tomarían las autoridades norteamericanas en caso de la negativa de los ocupantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *