El Concejal del municipio Heres en Bolívar, Roniel Farías, levantó su voz de protesta ante el sufrimiento de los vecinos para acceder a los servicios públicos.

Para el concejal de Ciudad Bolívar, Roniel Farías, la situación a la cual el gobernador y autoridades regionales someten a los ciudadanos, sobre todo en materia de servicios públicos,  es irresponsable y atribuye esto a que gobernantes son forasteros del estado.

“Inicia la Semana Santa, Bolívar tiene que día a día caminar un viacrucis en falta de servicios públicos, situación que se profundiza ante la mirada indolente del gobernador Justo Noguera”, aseveró Farías, quien propone decretar la emergencia en el suministro y distribución del agua.

«Es urgente, Que la Gobernación y la Hidrológica asuman la incapacidad de no poder dar respuesta en instalar un sistema para distribuir el agua, para poner en funcionamiento un plan urgente que pueda llevar a nuestros vecinos agua potable, así como de calidad esencial para la vida humana», destacó.

“Es lamentable que nuestra Ciudad Bolívar, a orillas del Río Orinoco el más Grande de nuestro país, los vecinos no tenemos agua que es vital para la vida humana. Nuestros hermanos deben comprar  agua a precios elevados hasta 70 mil bolívares diarios por un tambor pequeño y este líquido sin control sanitario necesario para el consumo humano”, agregó.

Asimismo, calificó a Coorpoelec como sinónimo de incapacidad por los continuos apagones.

«Hoy esta empresa no presta un servicio adecuado, esta desmejorado y nadie da respuesta ante los crecientes cortes e interrupciones en el servicio. Son afectados pacientes en centros de salud,  adultos, niños, comercios, equipos eléctricos, negocios, por la incapacidad de una empresa del Estado que no da soluciones. Exigimos se debe indemnizar a los afectados», fustigó Farías.

En materia de transporte público, considera que es urgente que transportistas y usuarios participen en las exigencias de un plan que permita recuperar las unidades de transporte que no funcionan por batería o cauchos.

«Los transportistas aseguran que es poco accesible reponer cauchos, baterías o aceites  a los precios del mercado, por lo que día a día aumenta las unidades accidentadas a esperas de poder prestar servicios», finalizo Farías.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *