Los venezolanos se han visto obligados a buscar alternativas ante la creciente inflación que cada día devalúa el cono monetario.

Desde la comodidad de sus casas los jóvenes, sin distinción de edades, instalan en sus ordenadores RuneScape, un juego, cuyos resultados serán vendidos.

Lo que hace falta es una computadora e Internet, este último es un requisito fundamental pero intermitente en la casa de lo venezolanos, dado que en las pantallas de los ordenadores algunas veces se observa el “dinosaurio” que indica que se fue el servicio.

 

 

A través de una recolección de piedras, el jugador emprende una búsqueda entre las minas evitando perder la vida o que un forastero robe lo que ha recolectado.

Las personas que participan en este juego tienen entre 15 a 23 años, en su mayoría son hombres estudiantes que no tienen tiempo entre las clases y el trabajo pero que necesitan “algo de dinero” extra para costear sus gastos.

Foto AFP

El jugador debe recolectar al menos 2.000 piedras, eso lo realiza aproximadamente en 8 horas, con el objetivo de ganar entre Bs. 5.000.000 a Bs. 8.000.000 Algunos no perciben la moneda venezolana y pueden obtener entre 40 a 60 dólares.

A quien la propuesta le llamó la atención y quiere formar parte de este juego, tiene que pagar una membresía, donde desbloqueará los mundos. Lo complicado de este «trabajo», sería conseguir al comprador que sea confianble, dado que muchos han denunciado ser víctimas de estafas.

Aunado a ello, las personas deben invertir alrededor de 5.000.000 para costear gastos de membresía y «magía» que servirán para llegar lejos en el juego. Sin embargo, hay quienes tienen cuentas abiertas y contratan a otras personas para que jueguen por ellos.

Esto es una alternativa entre tantos trucos que hacen los jóvenes venezolanos para paliar la crisis y conseguir algo de dinero extra.

Entrevista realizada a un jugador de RuneScape, quien quiso permanecer en el anonimato.
Foto: @Betzimar17

Es justo compartir...Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *