Los niños de Venezuela han sido los más afectados en la crisis.  La desnutrición, la falta de vacunas, las condiciones de salud precarias en el país han aumentado la mortalidad infantil.

Una madre con su bebé de dos años acudió al Hospital Los Samanes de Maracay, estado Aragua con una fiebre de 40 grados. La madre comentó ” no tenían ni un termómetro, la doctora no pudo hacerle nada, solo lavarle la nariz” insistió.

Los pediatras tienen miedo de dar declaraciones a la prensa venezolana porque hay tres médicos presos por decir la verdad. La situación es crítica, los galenos se han visto en la necesidad ante la escasez de insumos de inyectar a todos los pacientes infantiles con una misma inyectadora.

Y para algunos médicos las madres son cómplices de la situación por no plantarse a exigir los derechos de salud de sus hijos ante el ente público o simplemente denunciar.

Medicinas vencidas alternativa ante la crisis

La escasez de medicamentos y la crisis humanitaria del país ha creado la necesidad de no descartar la idea de suministrarle a los niños ante una emergencia algún antibiótico o medicamento vencido o caduco.

En Venezuela se ha llegado a punto de manejarse con la teoría de que si el medicamento tiene menos de 6 meses de vencido se puede suministrar porque hay insumos que tienen meses y hasta años que no ingresan al país.

Yusmely Martinez una madre que asistió al Ambulatorio de Turmero para nebulizar a su hijo de 3 años explicó “fui a nebulizar a mi hijo al ambulatorio, pero me exigen llevar las gotas porque en el hospital no hay y la mascarilla, ellos solo me dan la solución fisiológica y el aparato”

Rodríguez resaltó que el costo de las gotas es elevado y que si el padre no puede costearlas no podría hacerle el tratamiento a su hijo. Así mismo denunció que en la sala de nebulizaciones solo hay un solo nebulizador para todos los niños que requieran el servicio. “El equipo está a punto de dañarse y se tarda muchísimo” afirmo Yusmely Martínez, madre de un niño con crisis de asma.

Lo normal es que un nebulizador se tarde entre 5 o 10 minutos, pero este puede durar de 20 a 25 min por nebulización.  Camillas solas sin nebulizadores.

Vacunas a 200$

La venta de las vacunas que deberían de ser públicas y gratuitas para los niños se volvió una extorsión, hasta 200 dólares le pueden cobrar a un padre por colocarle cada dosis de la vacuna neumococo a cada infante.

En los hospitales son muy pocas las vacunas que se pueden encontrar para los pequeños de manera gratuita, para cumplir el esquema de vacunas de un niño correctamente, los representantes se ven en la obligación de pagar.

El salario mínimo de Venezuela es de 392.646 bolívares que si es comparado con el valor del dólar por el mercado paralelo, un dólar tiene un valor de 226.317,63 bolívares; por lo tanto pagar una vacuna para un niño en Venezuela a 200$ tendría un costo aproximado de 45 millones de bolívares que comparado con el sueldo mínimo es impensable.

 Alto costo de las medicinas pediátricas

Un acetaminofén pediátrico que es lo que se utiliza comúnmente para bajar la fiebre de niño tiene un valor de 480 mil bolívares.

Costearle los gastos médicos a un niño en Venezuela es casi un lujo, porque en los hospitales no hay ni lo más básico, como por ejemplo un termómetro para medir la temperatura ante una fiebre.

Entonces los padres que tienen recursos migran hacia una clínica o una consulta pediátrica privada. Sin embargo esto no resulta del todo, ya que de la crisis humanitaria en el país no se escapa nadie.

Los pediatras en medio de su desesperación no saben que medicamento pueden recetar que se consiga, así que escriben todos los nombres que conozcan en todas las dosis y presentaciones que puedan como una opción.

 

Es justo compartir...Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *