Uno de los principales problemas de nuestra querida Venezuela no son los que están, que de estos ya sabemos algo en los últimos dieciocho años. Los empresarios venezolanos, en este caso la conocida familia de inversores, los Capriles invierten más de 40 millones de euros en turismo vacacional.

Nuestros compañeros de La Celosía, que con maestría dirige Gonzalo Garteiz nos lo cuentan en el artículo que por su interés reproducimos para nuestros lectores. ¿Qué pensará el bueno de Jesús Medina Ezaine? ¿Inversión?

Artículo completo

La Celosía

Los venezolanos Capriles preparan una SOCIMI con vocación de líder en alojamientos turísticos. La inversión inicial asciende a 40 millones de euros, según contempla el plan de negocio de los empresarios venezolanos con negocios en España.

En Valencia cuentan ya con el primer apartotel en el que han invertido 5 millones de euros.

“Apostamos ahora por apartamentos turísticos y alojamientos de corta duración porque es una tendencia mundial irreversible”, explica Edric Capriles

Los Capriles, saga familiar de empresarios venezolanos afincada en España con millonarias inversiones en inmuebles en las grandes capitales, ultiman la constitución de la primera SOCIMI (Sociedades Anónimas Cotizadas de Inversión Inmobiliaria) líder en alojamientos turísticos. La inversión inicial asciende a 40 millones de euros, según contempla el plan de negocio detallado por Edric Capriles a La Celosía.

A través de la sociedad Orinoquia Real Estate, en la que figuran como consejeros Axel y Edric Capriles junto a otros socios, lideran su nuevo proyecto inmobiliario. “Apostamos ahora por la rentabilidad patrimonial en apartamentos turísticos y alojamientos de corta duración porque se ha demostrado que es una tendencia mundial irreversible”, explica Edric Capriles.

Deja muy claro que la suya es una oferta profesional ajustada a la normativa de cada comunidad autónoma o ciudad.

“Estamos contra esas ofertas encabezadas por particulares sin formalidad y profesionalidad”, subraya.

Valencia, su primera apuesta en España

Los apartamentos Bluemoon ubicados en el Carmen de Valencia, a un paso de la Catedral, son su primera apuesta en España.

En este apartotel han invertido 5 millones de euros en viviendas de uso turístico de carácter residencial, por lo que dejan claro que no se ofrecen servicios propios de la industria hotelera tales como desayunos, comidas, cambio diario de toallas y ropa de cama.

De acuerdo con la normativa vigente que regula las viviendas de uso turístico en la Comunidad Valenciana, y en consonancia con éste carácter residencial, deben respetarse en todo momento las normas de convivencia con el vecindario.

Al respecto la web de Bluemoon señala que no están permitidas las fiestas o celebraciones y debe extremarse la precaución para no ocasionar ningún tipo de ruidos que pueda molestar a otros vecinos.

“Cada vez más los amigos o conocidos solicitan apartamentos para compartir en lugar de plazas hoteleras. Con esta nueva inversión no nos dirigimos sólo al turismo sino también a esos profesionales (ejecutivos, profesores, milennials…) que viajan más que nunca y se ven obligados a pasar cortas estancias de semanas o meses en las ciudades. También prestamos servicio a quienes llegan a una ciudad para instalarse y necesitan un alojamiento hasta que deciden comprar su vivienda”, señala Edric Capriles. Después de Valencia, Málaga y Sevilla están en el punto de mira de los inversores venezolanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *