El expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva anunció este sábado que cumplirá el mandato de prisión dictado en su contra por corrupción y se entregará a las autoridades.

«Voy a atender el mandato [de prisión] porque quiero mostrarles lo que es responsabilidad y para poder probar mi inocencia», dijo Lula ante cientos de simpatizantes en el sindicato metalúrgico de São Bernardo do Campo, en el estado de São Paulo, donde permanece atrincherado desde que el jueves fuera ordenada su prisión, informa BBC Mundo.

«Voy a atender el mandato para que no digan mañana que soy un prófugo y que me estoy escondiendo. Voy para que sepan que no tengo miedo», afirmó Lula.

El exmandatario se había negado a entregarse a la policía antes de las 20:00 GMT del viernes para comenzar a cumplir su condena de 12 años de cárcel dentro del plazo fijado por el juez federal Sergio Moro, responsable por la investigación del gigantesco escándalo de corrupción en Petrobras.

«No estoy por encima de la Justicia (…). Creo en la Justicia, pero en una Justicia justa, con un proceso basado en pruebas concretas», dijo este sábado tras participar en una misa en homenaje a su esposa, Maria Letícia, fallecida en febrero de 2017.

El expresidente volvió a defender su inocencia y dijo que el único crimen que cometió fue haber luchado para reducir la pobreza en Brasil y mejorar la condición de vida de sus ciudadanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *