El diputado Freddy Valera cuestionó la movilización de Diosdado Cabello a una marcha en Puerto Ordaz en apoyo a Nicolás Maduro.

 “Mientras el gobierno derrocha recursos a través de las empresas básicas  y el cierra Altavista durante visita de Diosdado Cabello, el pueblo hurga en la basura en búsqueda de alimentos”, así criticó el diputado a la Asamblea Nacional por Acción Democrática Freddy Valera

Para el parlamentario, la visita de Diosdado Cabello solo busca maquillar las cifras de producción de las empresas básicas  y crear una falsa sensación de acompañamiento popular, cuando la verdad es que el pueblo ya no desea nada con la revolución.

“Cada trabajador que asistió a la marcha le costó a la empresa más de 500 mil bolívares en gasto de logística, pago de desayuno y transporte, monto con el cual se podría haber alimentado un plantel educativo una semana”.

Empresas en ruinas

Valera aseguró que mientras los trabajadores son obligados a marchar, la producción de las empresas básicas encuentran en sus niveles más bajos muestra clara del fracaso de la revolución.

“Solo la producción de acero líquido de Sidor cayó en más de un 90%  pasando de producir 1.300.000 toneladas durante Ternium a solo 36.000 toneladas en revolución, sinónimo claro que en revolución no hay producción”

El parlamentario manifestó  que cada trabajador que deja de asistir a su área genera una pérdida para la empresa pues afecta la producción, algo que el régimen no termina de entender pues vive del pan y el circo.

Valera criticó que mientras el pueblo muere de mengua producto de los elevados precios de los alimentos y la pérdida del poder adquisitivo, el ejecutivo nacional continúa haciendo gastos surperfluos en marchas, pendones y campaña política en detrimento del pueblo.

El diputado señaló que el ejemplo más palpable de esta realidad es la reciente intervención de Banesco por parte del ejecutivo nacional, a través de la cual se le da un nuevo zarpazo a la propiedad privada.

“La intervención de Banesco es un nefasto indicador para los inversionistas extranjeros pues constituye por si sola un golpe al estado de derecho y una prueba flagrante de que en Venezuela estamos en dictadura”. (Con información de Prensa AD Bolívar)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *