El colombiano Millonarios respira tranquilo tras golear 4-0 al venezolano Deportivo Lara en el duelo de este martes por la Copa Libertadores 2018, que marcó el regresó del técnico Miguel Ángel Russo.

Millonarios se impone 4-0 a Deportivo Lara y toma aire en Copa Libertadores. Mágica fue la noche en El Campín para Millonarios este martes, cuando venció 4-0 a Deportivo Lara, por la tercera fecha de La Copa Libertadores.

Con tres minutos de juego, Jhon Duque filtró un pase en el que Ayron del Valle y Mackallister Silva se confundieron y ninguno impactó con potencia.

La propuesta de los venezolanos fue clara: defender a ‘capa y espada’ y con los 11 jugadores en su propio terreno. Esa estrategia hizo dificil el juego para el azul que tenía el balón, pero no generaba ninguna acción de peligro.

A los 19, ‘Macka’ le dio un pase filtrado a Jair Palacios y este mandó un centro rasero al que Ayron respondió con un sutil toque para vencer al portero Carlos Salazar. El balón entró con lentitud y se lo dedicaron a Miguel Ángel Russo, quien volvió al banquillo azul tras sus inconvenientes médicos.

El gol obligó a salir a Deportivo Lara de su terreno y los espacios fueron aprovechados por Del Valle, quien se movía por el frente de ataque, aunque un pase suyo no fue bien capitalizado por Eliser Quiñones.

La más clara del visitante la logró el colombiano Helbert Soto, quien pasó a Duque y Felipe Banguero y remató con izquierda, pero bien atajó Wuilker Fariñez. De esa jugada salió un contragolpe que finalizó en el palo tras un remate de Ayron.

El delantero azul estaba en su noche y así lo certificó al 34, cuando Matías de los Santos hizo un rechazo y Del Valle aprovechó que portero Salazar estaba fuera del área y lo ‘bañó’ para el 2-0.

Antes del final del primera parte, Jesús Hernández intentó descontar, pero un buen cruce del defensa uruguayo salvó el pórtico para ir con completa felicidad al descanso.

En la parte complementaria, Deportivo Lara siguió con su actitud ofensiva, pero sus incursiones no finalizaron en claras opciones de gol. El azul, por su parte, bajó el ritmo y generó poco.

El sector izquierdo fue el elegido para el ataque de Millonarios y fue por allí que llegó el tercero en El Campín. Banguero se la cedió a Quiñones, quien remató con potencia, el balón pegó en el palo y traspaso la línea. Locura en la celebración del delantero.

El embajador encontraba opciones de cara al arco cada vez que quería. Ayron y Mackallister la tuvieron, pero para su desdicha no entró el balón.

Sin embargo, al 80, Duque inició un contragolpe, Del Valle la continuó y se juntó con Juan Camilo Salazar, quien se la dejó servida una vez más a Ayron para que anotara su triplete y el 4-0 del partido. Goleada en una noche mágica de Copa Libertadores.

Desde ahí todo fue felicidad en el azul, los hinchas corearon cada nombre y cada acción hasta que se acabó el partido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *