Dos explosiones, donde ofreció un concierto la estrella pop Ariana Grande en Manchester, dejaron 22 muertos, incluidos niños, y al menos 59 heridos, según datos aportados por la Policía local.

Hace 1 año del atentado tras un concierto de Ariana Grande en Manchester. El hombre que perpetró el atentado murió al detonar una carga explosiva, indicó en ese entonces la fuerza de seguridad de la ciudad. Luego a través de un comunicado, el Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés) se adjudicó el ataque.

El jefe de la Policía de Manchester, Ian Hopkins, dijo que el terrorista hizo estallar “un dispositivo explosivo de fabricación casera” en el Manchester Arena cuando los asistentes, en su mayoría adolescentes, partían del concierto de Ariana Grande.

La Policía de Manchester, en una declaración televisada, ya había informado que está tratando el incidente como “un atentado terrorista” y confirmó que trabaja con las centrales de inteligencia de varios países y con la oficina antiterrorista del Reino Unido.

Además, el cuerpo policial brindó un número de emergencia para reportar a personas perdidas y otro para hacer denuncias: “Manténganse vigilantes y si tienen alguna duda, por favor, comuníquense”.

Después de varios minutos de intensos trabajos en el estadio, la policía realizó una explosión controlada en los jardines de la catedral, frente a la estación de tren Victoria. Asimismo, las autoridades confirmaron que se encontró ropa abandonada y ningún objeto sospechoso hasta el momento.

Tras el atentado, parte del público que asistió al show relató, a través de las redes sociales, el momento de terror que se vivió. “Simplemente salí corriendo de una explosión, pensé que iba a morir”, contó una joven en estado de shock, en su cuenta de Twitter.

En esa misma red social, otros usuarios señalaron que vieron “sangre por todas partes” y a varias personas heridas.

El público, en medio de la desesperación, también captó el momento en que corría por su seguridad luego de las detonaciones. Diferentes videos muestran cómo las personas abandonan el estadio en pánico y a los gritos.

“Ariana Grande acababa de terminar su última canción y salió del escenario, cuando sonó una gran explosión”, narró otra testigo al diario británico.

“Escuchamos las sirenas de la policía y las ambulancias. Fue aterrador. Había miles de personas tratando de salir con prisa. Todos estaban gritando y llorando. El lugar olía a humo y a quemado”, agregó.

La estación de tren Manchester Victoria, ubicada a pocos metros del estadio, fue cerrada. El manager de la cantante aseguró que la artista se encuentraba fuera de peligro, mientras ella más tarde enviaba un mensaje en Twitter: “Destrozada. Desde el fondo de mi corazón, lo siento tanto. No tengo palabras”, escribió.

Es justo compartir...Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *