Pedro Molina expone sus obras en Madrid en compañía de las venezolanas Sandra Guevara y Zoraida Ávila, desde el próximo 25 de mayo, en la presentación de Mandalas: fuerzas de iluminación del alma.

Doctorado en Biotecnología Agrícola, Molina ha dedicado los últimos 20 años de su vida a la investigación. Durante el tiempo que vivió en la India descubrió los círculos sagrados y comenzó a formarse en su realización. Posteriormente, se trasladó a Noruega junto a su esposa, Sandra Guevara, quien para entonces formaba parte del servicio diplomático venezolano. Allí comenzó a incorporar elementos de la cultura escandinava a sus obras. Paralelamente, emprendió su preparación como facilitador del proceso de creación de mandalas junto a Judith Cornel, en California.

Los mandalas son dibujos con formas geométricas e imágenes simbólicas contenidas dentro de un círculo. Desde hace algunos años se ha registrado en Occidente un renovado interés por ellos, pues se consideran herramientas útiles para potenciar la concentración, la relajación y el equilibrio emocional, entre otros muchos beneficios, afirma el veterano pintor.

Molina explica: “Para los budistas, la creación de mandalas es un ritual donde se entremezclan los conceptos y filosofía de su religión con formas, símbolos e intuiciones profundas. La razón para el nivel extremo de cuidado y atención que el monje debe poner en su trabajo se debe a que lo que hace es escribir en lenguaje simbólico las enseñanzas e instrucciones de Buda para alcanzar la iluminación”.

El artista compartirá con el público 17 de sus obras en los espacios del Hostel ConCiencia, un proyecto del Far Home Group. Allí Sandra, su esposa, exhibirá también las piezas de bisutería que ha desarrollado a partir de las imágenes creadas por Pedro. Pero, además, la inauguración contará con la presencia de una venezolana excepcional: Zoraida Ávila, una de las más prestigiosas intérpretes del arpa a nivel mundial. Egresada del célebre conservatorio Tchaikovsky de Moscú, Ávila cuenta con dos doctorados en música y una larguísima trayectoria como docente. Esa noche ofrecerá un recital de música celta.

“Aun cuando los mandalas de Pedro tienen su inspiración en tradiciones de la India, incluyen nudos de origen irlandés, que se forman a partir de una o varias líneas individuales entrecruzadas para producir nuevos e infinitos bucles. Del mismo modo, la música celta desarrolla intrincadas composiciones a partir de un núcleo melódico muy sencillo. Se superponen las melodías y se enriquecen paulatinamente con cambios armónicos y rítmicos” explica la arpista.

La cita es el 25 de mayo a las 20 horas, en el Hostel ConCiencia, calle Atocha nº 45 de Madrid, Metro Antón Martín.

Es justo compartir...Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *