Al menos tres personas han muerto durante la tercera jornada de protestas en Nicaragua contra las reformas de la seguridad social impuestas por decreto por el presidente Daniel Ortega.

La Policía Nacional confirmó la muerte de tres personas: un policía, un activista sandinista y una persona que se encontraba en las cercanías de uno de los enfrentamientos, aunque los movimientos de protesta aseguran que este último era uno de sus manifestantes, reseña CNN.

De acuerdo a El País, las manifestaciones han sido contrarrestadas en las calles tanto por las policías del país como por fuerzas irregulares de paisano. Los heridos se cuentan ya por decenas. Además, el Gobierno ha censurado tres canales de televisión al tiempo que el presidente Ortega permanece ausente.

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, endureció la represión contra centenares de manifestantes que se oponen al cambio en el régimen de pensiones (se aumenta la contribución de empleadores, trabajadores e impone una deducción del 5% a pensionistas).

El Gobierno –liderado por la vicepresidenta y esposa de Ortega, Rosario Murillo– había convocado a sus simpatizantes a manifestarse en la capital en una muestra de fuerza, que no logró diezmar el descontento generalizado, que se ha extendido por el país. Las protestas se mantuvieron en las principales universidades, en una movilización estudiantil que no se veía desde hace décadas en Nicaragua.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *